17.6.08

Día 0 (cero).

Este blog me aburre de vez en cuando. Más de vez que de cuando.De pronto hay temas que me tomo demasiado en serio. O hay otros tan sosos que nunca paso de la primera línea y se acumulan borradores. La idea de la bitácora en línea era escribir y publicar al vuelo, como va, en fa. Y sin releerlos una vez escritos, por supuesto, eso sería el colmo de la estulticia, un arrebato de solemnidad que iría en contra de la publicación bloggera.

Voy a hacer entradas más ligeras, más cotidianas, más cortas. Entradas como de diario, evitando en lo posible la parte de melcocha y lagrimeo de que están llenos los diarios (los míos al menos).

La meta escribir uno cada día, así tenga mucha chamba, llueva, se vaya la luz o no haya comido. Así, hasta llegar a cien. O menos, si ella abre su ventana antes.

No hay comentarios.: