11.7.08

La intención no cuenta

Llegó el día 13 y del 16 no pasé. Pensaba retirarme el día 99, argumentando nada y apelando a la interpretación del lector. Pero al día cuatro el mismo número de lectores ya habían manifestado su desacuerdo con el experimento estilístico temporal. Y al día ocho ya estaba haciendo trampa. Y la ventana seguía sin abrirse y la lluvia caía.

Ahora tengo gripa, me duelen los huesos y el sentido se perdió entre la anécdota y la sinécdoque.

1 comentario:

rata parda dijo...

Te vuelvo a proponer lo que siempre hemos intentado, total, si no lo logramos no sería esta la primera vez que naufraguemos antes de zarpar:
hagamos juego de diálogos... Ni tiene que ser diario ni queda nada restringido. Pongamos, en primera instancia, una regla infranqueable: juguemos, onda pin-pon....
Tú haces el siguiente tiro: