14.12.08

Trueque

El otro día vino Maruch. Trajo su computadora que estaba llena de virus y le dije que tal vez podría curarla.

Me regaló unas tortillas que acababa de hacer esa mañana. Tuve mucho cuidado de no comerme las cenizas que quedaron en el comal, para protegerme de las calumnias.


No hay comentarios.: