30.6.08

Día 13. Trabajar cine en colectivo.

¿Cómo conjuntar las ideas de un grupo de videoastas de diferente formación, diferente región, diferente cultura?

Nos encontramos en Kinoki, rentamos una de las salas y vimos Baraka. No puedo evitar decir mi opinión: es un montón de postalitas turísiticas, superficiales y sin sentido. Son montajes, un exotismo simulado, donde sigue viendo a los ajenos como algo raro, curioso, lindo. Es sólo un despliegue técnico y financiero.

Luego pasamos "La isla de las flores", que se trabó y no pudimos ver el "final".

De ahí, presionados por unas güeras que querían usar la sala, nos trasladamos al Cocoliche y comentamos, discutimos y planteamos propuestas de por dónde podría ir la temática y el tratamiento de la próxima producción de Mundos Inéditos.

En la mesa están personas provenientes de Ciudad Granja, el deeefe, San Cristóbal, Zinacantán, Tenejapa, Huistán, Chamula, Chenalho... probablemente el acuerdo sería más sencillo si nuestra herencia, nuestra historia y muchos que andan ahí rondando no se hubieran encargado de ensanchar las diferencias, de volverlas irreconciliables.

¿Cómo le hacemos para trabajar entre todos?

J.A., que viene desde Nuevo Yibeljoj, plantea la metodología:

"Cada uno de nosotros tiene que venir aquí y poner el pedazo de barro que trae desde su lugar y su historia, luego lo juntamos y entre todos le iremos dando forma, a ver qué sale".

29.6.08

Día 12. España, futbol e infidelidad

¡Al fin, el tercer mundo europeo consigue un trofeo en una competencia importante!




Y es que después del futbol me topé con un programa donde una conductora de Telehit, la española Silvia Olmedo —guapa, inteligente, simpática, a la que además le gusta la música "ecléptica"—, defendía la tesis de que una de las consecuencias de que los hombres vean futbol es que la mujer, aburrida, vaya y se busque un amante.

Considerando que este partido fue el más visto en la historia de la Eurocopa...

28.6.08

Día 11. Sábado.

Eso de quedarme dormido en las reuniones, cenas, fiestas y etcétera de socialitos no es algo de lo que deba sentirme orgulloso. Me aliviana la parte genética, pero no ayuda cuando el resto de los comensales me miran con extrañeza y desaprobación mientras cabeceo.

Tengo poco más de quince días para terminar la exposición en Cisco's. La cosa avanza, aunque lenta. Tengo nervio de que el tema de la expo se pueda confundir con los más recientes chismes locales.

Serán como seis cosas (o piezas, como gustán decirle los contemporáneos a esas cosas). O más bien, secciones compuestas de piezas: Primero algunas fotografías, más bien, una serie fotográfica. Podría ser foto construída si no fueran más bien acciones fotografiadas. Acciones consensadas, por supuesto. No todas inéditas, pero si nuevas, reinterpretadas. Las fotos a su vez, intervenidas. Están casi listas (al menos ya las tomé), falta editar, imprimir, intervenir.

Lo demás está aún en proceso.

27.6.08

Día diez. Qué triste es ver llover y querer mojarse

Tecnociberchascos: Instalamos xp a una macbook para dársela a Emilio. Cuando al fin lo estábamos logrando, confesó su deseo de tener mejor una mac. Un pecero menos. Terminé de editar el video sobre la ley del issste. Sencillo el cortaypega de imagen, pero un audio horrible y sin esperanzas. Estrené la duplicadora de dvd's, de lux y de a muchos. Se chinga el server y tenemos que mover la página en un ratito; desmadre de links, de acentos, de archivos, de redirecciones. 12 horas de código. Hay un ratón en la oficina y nos deja su evidencia por todos lados. Ya gritaremos más cuando mueran los discos duros por roeduras.

Ojalá que algún pariente de este roedor pase por la almohada de un niño a quien se le acaba de caer su primer diente. ; )

Ayer estuvimos preparando la expo de agosto con Favricio. No llegó Arturo pero la plática con Claudia y su hermano da claridad, horizonte. Luego en casa de Luis, para ver fotos en pantalla gigante. Salen nuevos proyectos, otros se detallan. Salidas, viajes, música y fiesta se ven en el futuro. ¿Y las fotos? ¿y las expos? Descubro que comer de más provoca un sueño incontrolable. ¿Será la edad?

Discutimos un poco el viaje de Gerardo Enciso. Encuesta de popularidad requerida, dicen.

Sigue sin haber reunión de fi.

26.6.08

Día nueve. Ocio destructivo

Proyectos nuevos para deshacerme del blog:

  • Acabar de modo express todos los textos pendientes desde hace tiempo. Decir qué quería que fueran y por qué no fueron.
  • Buscar publicar en la prensa y revistas especializadas, para dejar de perder el tiempo en cosas sin prestigio ni trascendencia.
  • Empezar a postear textos que contengan ideas tan subnormales como esas de "prestigio" o "trascendencia".
  • Escribir textos tan laaaargos que sólo yo y dos o tres buenos amigos le entren al ajo, hasta que el cansancio nos venza.
  • Coordinar una campaña de descalificación, comentando mis propios posts con diferentes seudónimos, hasta que me saque tanto de onda que me haga llorar y avergonzarme de haber dicho lo que dije.

25.6.08

Día ocho. Frases célebres y tiempo perdido

Estoy en chock (que es como un shock, pero más fuerte, dice F) y estoy contento. O emocionado. O quien sabe cómo. Me habló M., quería verme para darme una noticia, y me la dio con una foto. Y como por diez minutos no pude decir nada. Y como suele pasar, cuando quieres decir alguna frase célebre, salen puras pendejadas.

Es miércoles, pero de algún modo perdí un día, de algún modo se acomodaron las cosas que mis citas del martes se juntaron hoy. Y a la misma hora tenía que estar en dos lugares, y a la misma hora (otra hora) tenía que entregar varias chambas. Confusión. Por supuesto, sólo estuve un rato en cada lado, quedé mal con todos y fui criticado duramente porque mi impuntualidad había trascendido sus límites llegando ahora a la informalidad.

Por la mañana, en el multitask que tanto me gusta y angustia, editaba un video, hacía los preparativos para la grabación del audio de un audiovisual, tomaba unas fotos, detallaba una web, mudaba de servidor todo el sitio egosur, planeaba un cartel, planeaba la gira de "mi vida dentro", preparaba un taller de foto que iniciaré la próxima semana y cosas por el estilo. Por la tarde había reunión de videoastas indígenas (cosa que había olvidado hasta que me llamaron) y media hora después tenía una cita con Raúl Ortega para platicar del taller que dará en la muestra de foto. Medía hora después de eso tenía que estar en los bagels. A todos lados llegué tarde, mi cita en los bagels no quiso esperar y la tuve que alcanzar en la Perfidia.

Las horas se pierden, los dientes caen, los puños se levantan, el tiempo no se detiene y el círculo, pese a todo, no cierra.

"No tanto", alcanza a decir Monra desde su estudio.

24.6.08

Día siete. Exceso de datos y nostalgia por los amigos

La (mía) dinámica generadora de datos es superior a mi capacidad de sistematizarlos y ordenarlos.

De vuelta a casa hago una lista de las extensiones de los archivos con los que interactué durante el día: .doc, .odt, .rtf, .zip, .dmg, .html, .php, .mp4, .avi, .flv, .jpg, .tif, .swf, .psd, .pdf, .xls, .ai, .indd, .png, .ppt, .gif, .m4v, .civ, .txt, más otros, que quien sabe que extensión tengan: los del chat, del mail, del cel...

Van más o menos 50 - 50, entre la chamba matutina y las actividades vespertinas. Un 85 % se usa ese mismo día, se publica, se convierte, se transforma. El otro 20, más los residuos de la actividad, se almacenan. ¿Dónde? ¿Para qué? Un montón de archivos que no se volverán a abrir. Un tera en casa, casi dos en la chamba (sin contar respaldos en dvd). Recuerdo cuando migré de floppy a cd: nada de lo almacenado era útil, susceptible de ser reutilizado. Nada. Cero.

Como ese montón de vhs's que tienen guardados a los amigos o a los compañeros de la prepa (Mónica, Rachel, Janice, Ross, Chandler, Joey, Kelly, Brandon, Valerie, Brenda). O los kilos y kilos de fotocopias que cargo desde hace diez años a todos lados donde voy. Nunca los volveré a leer, ni a ver, ni a abrir.


Hace falta una sesión de desapego.

En esas ando cuando me llega una cadenita:

-------------------

DERECHO A MORIR DIGNAMENTE (Autor desconocido)

Anoche mi mamá y yo estábamos sentados en la sala hablando de las muchas cosas de la vida... entre otras... estábamos hablando de la idea de vivir o morir.

Le dije: 'Mamá, nunca me dejes vivir en estado vegetativo, dependiendo de máquinas y líquidos de una botella, si me ves en ese estado, desenchufa los artefactos que me mantienen vivo, prefiero morir!'.!!!

Entonces, mi mamá se levantó con una cara de admiración... y me desenchufó el televisor, el DVD, mi Mac, el celular, el iPod , el XBOX y me botó el alcoholito, el ron y todas las cervezas!!!

... A CABRON!!!! ,.... CASI ME MUERO!!!

23.6.08

Día seis. Antropólogos, poder, ciudadanía y perdidos

La Monra anda metida en la producción de un video de unos antropólogos puertorriqueños. La invito a registrar, a escribir sus anécdotas, porque el comportamiento del antropólogo "solidario" y "comprensivo" suele ser bastante racista, siempre desde una posición de poder, siempre obligando a que el "informante" diga lo que quieres escuchar. Preguntas cerradas, ningún tipo de interacción que no sea con fines académicos, descalificaciones de toda conducta que no se adapte a la idea-imagen preconcebida. Investigación colonizante, que siempre, o casi, es hecha desde un discurso anti-colonizante, antisistémico, anti-algo, que suele estar dentro de ti.

Mientras hacía la página de los candidatos a director(a) general de Ecosur se me ocurrió un rollo sobre el mandar obedeciendo en la práctica, en lo concreto, y de cómo mayores ingresos o mayor preparación no son directamente proporcionales a mayor conciencia política o mayor participación en la dinámica de poder. Eso ya se sabe pues, pero me interesó hacerlo con el dato concreto, en cuali.

Reunión de discusión sobre la reforma energética. Videos. Copiar DVD's —estrenar máquina duplicadora—. Armar un foro. Participar en la consulta. Nadie menciona al peje. Nadie menciona a Ebrard. En uno de los videos, el diputado del partido de izquierda habla en contra del sindicato. Me sorprende igual que cuando en asambleas de "izquierda dura" alguien habla a favor de los sindicatos.

Y el lunes de Lost, que al menos en pantalla recupera algo de la emoción de antaño.

22.6.08

Día cinco. Todo el domingo intentando conquistar el mundo.

Al mando de los iroquíes, me dispuse a llevar a mi pueblo a buen término. Construímos villas, exploramos territorios, establecimos contacto con otras culturas, ampliamos nuestro conocimiento del mundo gracias a todo esto.

Con el paso de los años se fue reduciendo nuestro espacio vital. Salieron pioneros en busca de nuevas tierras, que encontraron allende el mar. Muchos de los nuestros quisieron seguirles y fueron fundando nuevas ciudades. Pero ese territorio estab en disputa con otro grupo, llegado de otro lares; un grupo violento, belicoso, expansionista. Nuestros campesinos sufrieron los ataques de sus guerreros y lograron resistir, pero una fuerza mayor se preparaba para una ofensiva final. Mandé unos guerreros a defender la plaza, guerreros de elite, armados con arcos y flechas pero diestros en disparar a gran distancia con el caballo en movimiento.

Vencimos a los germanos, ocupamo sus ciudades, repoblamos sus campos. Los sobrevivientes fueron confinados a una villa, sin derecho a portar armas ni a preparar un ejército, pero estructuramos un plan de reconstrucción conveniente para ambos.

Luego tocó el turno al gobierno de Abe Lincoln. Nada pudieron hacer contra nuestros confiados veteranos. Tomamos Miami, New York, Washington, Chicago... A los sobrevivientes les vendimos unas tierras que de ahí en adelante serían su reservación, de la que no podrían salir sin los adecuados permisos.

Después vino el descubrimiento de nuevas tierras, el establecimiento de rutas comerciales, la construcción de universidades, bancos, catedrales... grandes ciudades, ciudadanos felices y una justa distribución de la riqueza.


Es lo que me gusta de los videojuegos, recontruyes la historia, el modo del mundo y además las bajas son sólo virtuales, sin una gota de sangre... ¿será?

21.6.08

Día cuatro. Sábado. Futuros cineastas, pintores, fotógrafos, escultores, músicos y médicos.

Tengo que mejorar mi capacidad de síntesis o esto será un locura. Desvelado. Un par de buenas conversaciones, una tempranito y la otra más cerca del medio día me dejan un tanto agotado. Salgo con mi garrafón a buscar agua y no encuentro en toda la colonia. Más lejos es muy lejos. Leo las noticias de nuevo: M. sigue peleando con Z. lejos del bajo perfil y lejos de casa,

Por la tarde se arma la reunión de Mundos Inéditos, la escuela-productora de cine que estamos armando. Toma forma, se ve de verdad y en serio al fin. De pronto muchas cosas que se miraban complejas entre todos cobran sentido, se adivina un proyecto fuerte, con ganas de cambiar la inercia. La claridad de Xuno y los sueños de José Alfredo son nuevos bríos a todo esto. Terminamos brindando y agradeciéndonos un@s a otr@s.

Me encuentro a Arturo y hablamos de la exposición de agosto. Él sus pinturas, yo unas fotos. Me pone retos. Cada quien sus piezas pero hacer una conjunta, imprimir sobre metal, emulsionar superficies rugosas, revelar un trozo de fierro de dos metros... aquí no hay soluciones digitales. No todavía, pienso después, ya se me ocurrirá algo.

Luego, con Daniel, nos lanzamos a la exposición de Eusebio. Yo no entiendo mucho de escultura —¡que me oiga mi padre!— pero si pude impresionarme por el enorme trozo de roca que era la pieza principal de la expo, que si me sorbraran, seguramente si pagaría los 35 mil pesos que cuesta. De las demás rocas, me gustó sólo una, la última. Y no porque las demás estuvieran gachas, sino, como dije, porque no entiendo mucho de escultura. Afuera, el fandango. Veo a uno que se parece al tal "pancho" (el más reciente agresor sexual denunciado por la big sister), pero no me animo a preguntar.

La jarana me aburre y vuelvo sobre mis pasos. Ahora estoy en escuchando el jazz de Ameneyro en Perfidia —tu segunda casa, dice Monra.— Y si consideramos eso en función del tiempo-vigilia, puede que tenga razón, y que la primera sería entonces la chamba y mi tercera casa sería la de la Maya. Cierro la noche escuchando anécdotas de un grupo de médicos y las viscisitudes del trabajo en comunidad.

Más sobre Chebo
La galería de Cisco

20.6.08

Día tres. Tamayo, Toledo, Matrix y un kolabalic a los del foro

La semana pasada fui a la ciudad de México a celebrar el día del padre. Fue emocionante viajar toda la noche, bajar de camión, tomar un taxi, correr por Coyoacán hasta dar con la escuela y llegar apenas a tiempo para ver el espectáculo que habían preparado. Estuvo lindo, a gusto, satisfactorio. Luego salimos el fin de semana, primero con Noé y Camilo, a San Idelfonso para conocer a Vik Muniz y un muy divertido proceso de contemplación y aprendizaje de dos padres y sus dos hijos en un museo, y que hacia la tarde derivó en acción cuando fuimos a ver Hulk. Al otro día Meteoro en Imax y una comida familiar con mi querida Sandra, el buen Santiago y Víctor. La cosa es que ayer, mientras hablaba de Atreyu con Maicol, me llegó una invitación para ir a ver una exposición: "Miradas creativas. Acercamiento a Rufino Tamayo" en la Reyes Heroles. Atreyu Toledo participa ahí con dos piezas, una pintura y una máscara. Su pintura —no podría decir otra cosa— me gustó mucho, es un buen homenaje a Tamayo.

"Miradas creativas" de Atreyu Toledo. Acrílico y arena sobre cartón.

Cinco horas estuvimos platicando con Favricio acerca de las implicaciones filosóficas de Matrix, Spinoza en la uno, Hume en la tres y no recuerdo quién en la dos. No logró hacer una buena defensa de la tercera parte, esa complacencia hollywoodense repleta de lugares comunes, estereotipos y trama previsible. Pero logró que la conversación durara. Tocó luego mi turno en la barra, pero cierta presencia me puso en extremo nervioso y no pude hacer un buen trabajo. La conversación siguió hasta entrada la noche, y abordamos todos los temas de actualidad.

Por la tarde había ido a la clausura del foro "Bosques, agricultura y sociedad". Al final de las relatorías de las mesas hicieron una ceremonia donde todos se abrazaron en círculo y cada quien dijo una palabra emotiva que resumiera el encuentro. Gritaron vivas a la agroecología, a la madre tierra y a varias cosas más. Marce y un chaval pasaron al centro y dijeron algunas palabras ceremoniales en tsotsil. Ambos terminaron sus palabras bebiendo un trago de posh para después ofrecerlo a la concurrencia. Al salir le pregunté si estaba en una onda cambiar la costumbre y me respondió apenada que no, que se había puesto nerviosa porque ella casi nunca hace eso, que no había dicho las palabras bien y que había bebido antes de ofrecerle a los demás. No te preocupes, le dije, estoy casi seguro que nadie lo notó. El foro contó con traducción simultánea al inglés (y una muy guapa traductora) pero no tenía el mismo servicio para tsotsil o tseltal. Cuando al final hicieron un recuento de cuántos países estaban representados, me quedé cn las ganas de que también hicieran recuento de la proveniencia de los mexicanos, sólo para constatar mi percepción de que el número de chiapanecos seguramente sería muy, muy bajo y casi todos estaríamos (¡uy!) en la sección de apoyo, tomando fotos, cargando bocinas, diciendo palabras de ceremonia, manejando los autos...

Estuvo bien, un buen ejercicio de tender puentes, de demostrar en el diálogo que las distancias no son infranqueables, que el enemigo está en otro lado y que si, que hay diferencias, y algunas de ellas significarán en algún momento un enfrentamiento feroz. Pero al menos será con conocimiento de causa, no como suele ser, con base en prejuicios. Saldrán muchas cosas de esto, le dije al final, optimista, a Bruce.

Aunque el optimismo, parafraseando a don Carlos, sólo puede ser resultado de carencia de información.

19.6.08

Día dos. Entre biólog@s y delgadillofans.

M. la más pequeña de mis hermanas, me escribe para avisar que vendrá a Chiapas por un mes, antes de irse al Smithsonian (el mismo de Bones, aunque en la serie le dicen el Jeffersonian). Aunque M. irá a la versión tropical.

Me lanzo al foro “Bosques, agricultura y sociedad: cultivando nuevas alianzas”, una iniciativa de Bruce y Helda donde se aventaron el tiro de juntar a tirios y troyanos en un mismo espacio para discutir las diferentes perspectivas alrededor del eje bosques-agricultura-sociedad desde los actores campesinos-científicos-conservacionistas. La convocatoria la hacen Ciesas, Ecosur, Desal, CECCAM y NWAEG. Me pierdo la ponencia de Aldo Gonzalez, de Oaxaca, pero alcanzo una parte de Felipe Íñiguez, del Movimiento agroecológico latinoamericano, vestido como de huichol (o wixarica, supongo). Luego pasa Ron, de ciesas, con su tierna fantasía acerca de la milpa maya. Esos antropólogos del ciestas, tan exigentes para sus aspirantes a posgrado, tan permisivos con sus investigadores de planta. Cada vez que decía "los mayas hacen esto" "los mayas piensan lo otro" me lo imaginaba haciendo trabajo de campo desde Cancún hasta Honduras y el norte de El Salvador, como para poder hacer categorías y sentencias tan generalizantes. A veces creo (y seguramente me equivoco) que tanto romanticismo alrededor del "conocimiento ancestral" sólo construye un muro que impide ver la identidad y la problemática contemporánea. En fin.

Pero donde empezó la emoción fue cuando pasó Rosa María, de Pronatura Chiapas. Su ponencia me gustó porque se ve que sabía que se enfrentaría a un público hostil. En más de dos ocaciones culpó al sistema neoliberal de los problemas ambientales, en lugar de los campesinos, usual suspects de su organización. Nomás no podía imaginármela hablando en esos términos en una reunión de organizaciones ambientalistas o de los prominentes patrocinadores de su ong. Pero logró convencerme de la sinceridad de sus palabras. Pero en la ronda de preguntas, Ana, ex Compitch, le arrojó una serie de cuestionamientos acerca de los orígenes de su organización, sus patrocinadores (los garza sada, femsa) y sus intereses ocultos. Para defenderse Rosa María tuvo que deslindarse de todas las otras Pronaturas del país. El coraje le duró bastante rato.

Ana hace su pregunta, mientras en la última diapositiva
de Rosa queda la pregunta ¿las alianzas son factibles?

Me encanta Ana cuando hace esas preguntasponenciamadrizas. Para poder hacer algo así yo tendría que prepararme dos semanas, sabiendo de antemano que dirá el o la ponente. Pero ella parece que improvisara, y espeta datos, referencias, nombres, evidencias. Y no se amuina. Aunque me hubiera gustado que en lugar de hablar de los millonarios patrocinadores regiomontanos hablara de los menos millonarios patrocinadores sancristobalenses y de su papel en el despojo de tierras y ataques a las tradiciones de comunidades de Los Altos. Pero la entiendo, de eso lo mejor es guardar silencio.

Por la noche nos fuimos al concierto de Fernando Delgadillo. Carísimo. Empezó cuarenta y cinco minutos tarde. Yo chiflaba y aplaudía para presionar, pero sus fans de la primera fila volteaban indignados para callarme. Empezó a tocar sin disculparse y con un formato medio de hueva, alternando con poesía marina (la palabra maradentro apareció al menos cuatro veces entre poemas y canciones). Es la hora del autocantor, decía cuando sus fans pedían alguna canción. A la segunda mitad dio paso a las complacencias y los clásicos se hicieron presentes. Mientras todos gritaban "Hoy ten miedo de mi" o "Carta a Francia" yo gritaba "Una de Nicho" y "Ojalá" (que por cierto, si tocó, al menos las notas iniciales). Andaba en plan mamón, pues.

Al final me cayó bien. Era un concierto que me debía, de esas cosas que sabes que tendrás que hacer algún día aunque no te emocione demasiado. Monra me convenció de ir a la mera hora. No sólo terminó gustandome, sino que me provocó una serie de emociones que me cayeron de sorpresa. Volví a Enriqueta Carrillo de Pereira, en la Santa María, escuchando a Santiago, sentado junto a Javier y Alicia. Y entre chiste y chiste me dio por imaginar, por volver a mirar, por pensar que a pesar del tiempo y la distancia...

18.6.08

Día uno. Maíz, foto, derechos de autor, flautas, lluvia.

Por la mañana Hugo me pidió una foto de las diferentes especies de maíz de Chiapas. La hacemos en el modo clásico y luego me pongo creativo e invento una montaña que representa las diferentes regiones y bla bla, pero al final queda más bien gachita. Al mismo tiempo se desata un debate por correo electrónico acerca de los derechos de autor de las fotografías que aparecen en la web de Ecosur. Pensar que pasé cinco años insistiendo en que se debían respetar esos derechos y dar los créditos para que ahora sea acusado de ser su principal enemigo (y lo peor es que efectivamente, soy culpable, al menos de omisión).

Tormenta impresionante por la tarde. Enmedio del chubasco me lanzo a ver al "Trio d'argent", tres flautistas franceses (Michel Boizot, Francois Daudin-Clavaud y Xavier Saint-Bonnet) que interpretaron piezas de Vivaldi, Haydn y Mozart, además de dos de una mexicana avecindada en Tepoztlán y otras varias del propio Francois que sonaban bastante chido, incluyendo instrumentos de diferentes regiones, flautas de bejuco africano, para un pieza sobre la primera jirafa que caminó por Francia, o flautas japonesas para otra sobre las transformaciones del Japón moderno. Tiran un rollo sobre que antes se valoraba a los objetos con sombra y que ahora se adora a los objetos brillantes, pero no logré visualizar el asunto de la sombra. Pero en especial una, llamada "Le souffle d'Hermes", que trata de los nómadas, me llega, me mueve. Y también a Monra, y también a M. con quien salgo del teatro a la lluvia.

Nunca como ahora habá visto más horrible el teatro de la UNACH. Con la tramoya a la vista (creo que más bien sin tramoya), los músicos compartiendo escenario con la utilería de eventos pasados, y de fondo un enorme letrero de la UNACH con letras de unicel que bien pudo ser usado en una ceremonia de graduación de 1975. Se escucha el ruido de las goteras por todos lados, el estaf del teatro platica a todo volumen y un fotógrafo tirando a lo loco, sorrajándonos su flash sin consideración y participando en la música con el ruido del mecanismo de su slr. Aún con todo eso fue un concierto disfrutable de este trío con nombre de mariachi.

Foto tomada del MySpace del trio d'argent

El trio d'argent en wikipedia (en francés)
La página oficial del trio d'argent (igual, en francés)

17.6.08

Día 0 (cero).

Este blog me aburre de vez en cuando. Más de vez que de cuando.De pronto hay temas que me tomo demasiado en serio. O hay otros tan sosos que nunca paso de la primera línea y se acumulan borradores. La idea de la bitácora en línea era escribir y publicar al vuelo, como va, en fa. Y sin releerlos una vez escritos, por supuesto, eso sería el colmo de la estulticia, un arrebato de solemnidad que iría en contra de la publicación bloggera.

Voy a hacer entradas más ligeras, más cotidianas, más cortas. Entradas como de diario, evitando en lo posible la parte de melcocha y lagrimeo de que están llenos los diarios (los míos al menos).

La meta escribir uno cada día, así tenga mucha chamba, llueva, se vaya la luz o no haya comido. Así, hasta llegar a cien. O menos, si ella abre su ventana antes.